Presentan XIX Evaluación de la Sociedad Civil sobre Políticas Públicas para el Control del Tabaco

Imágenes cortesía de Yahaira Ochoa 2024

Día mundial sin tabaco 2024
Un sexenio de avances en la lucha contra el tabaquismo


-Fue un sexenio como nunca antes en el cumplimiento del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, con las reformas a la ley.

-La interferencia de la industria tabacalera es uno de ellos retos más importantes que enfrentamos en el control del tabaco.

-Vigilarán si la SCJN asumirá su papel como tribunal constitucional y priorizará los intereses de la salud frente a los de la industria.

-Uno de los grandes pendientes para el control del tabaco para el siguiente sexenio será fortalecer la política fiscal.

Ciudad de México a 31 de mayo de 2024. En el marco del Día Mundial sin Tabaco, organizaciones de la sociedad civil presentaron la XIX Evaluación de la Sociedad Civil sobre Política Públicas para el Control del Tabaco, que en esta ocasión enfatiza los avances que registrados  durante el sexenio que está por concluir.

Existen varios pendientes en materia del control del tabaco, que constituyen un gran un reto para quien llegue al poder el próximo 2 de junio. Los amparos tabacaleros para incumplir la Ley General para el Control del Tabaco y su Reglamento, la interferencia de la industria para revertir las políticas, la política fiscal, los problemas medioambientales asociados al consumo de tabaco, son algunos de los temas que aborda esta evaluación.

Erick Antonio Ochoa, director de Salud Justa Mx declaró: “En el mundo mueren 7.2 millones de personas cada año a causa de enfermedades asociadas al consumo de tabaco, en México más de 63 mil personas. Sigue siendo el factor de riesgo que más muertes y enfermedades causa, pese a los esfuerzos de gobiernos, instituciones académicas y organizaciones civiles”.

“Fue un sexenio como nunca antes en el cumplimiento del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, con las reformas a la ley nacional para la protección contra el humo de tabaco y las emisiones de los cigarros electrónicos, así como la prohibición total de publicidad, el campo de batalla se ha desplazado del Congreso de la Unión y el Poder Ejecutivo, al Poder Judicial de la Federación” añadió Antonio Ochoa.

Adriana Rocha Camarena de Polithink señaló “La interferencia de la industria tabacalera es uno de ellos retos más importantes que enfrentamos en el control del tabaco. El objetivo es reducir la incidencia de muertes y enfermedades asociadas al consumo de nicotina, y esto solo lo podremos lograr si contenemos la actividad de la industria tabacalera y sus aliados. En este sexenio logramos trabajar de la mano de personas en el congreso para denunciar exponer la interferencia de la industria, y gracias a eso pudimos avanzar. Pero también nos enfrentamos a personas legisladoras que abiertamente tomaron decisiones de la mano de las tabacaleras”.

Maximiliano Cárdenas, coordinador jurídico de Salud Justa Mx “En el monitoreo de más de 1700 amparos hemos encontrado sentencias muy dispares en el Poder judicial, de los 350 amparos que llegaron a recurso de revisión, casi 80 han declarado constitucional el Reglamento de la LGCT, dentro de éstas existen resoluciones relevantes de tribunales colegiados que reconocen el derecho a la salud, la obligatoriedad del Convenio Marco de la OMS para el control del tabaco y los derechos de los trabajadores de la industria restaurantera. Ahora nos toca, observar si la SCJN asumirá su papel como tribunal constitucional y priorizará los intereses de la salud frente a los de la industria, en los más de 10 casos te tiene pendientes de resolución y que esperamos la próxima semana se sesionen los primeros asuntos.

Carlos Guerrero de Tobacconomics, Johns Hopkins University sostuvo “Uno de los grandes pendientes para el control del tabaco para el siguiente sexenio es fortalecer la política fiscal. Existe amplio margen para incrementar los impuestos al tabaco en nuestro país y ponerlo al día en esta importante dimensión de las políticas de control del tabaco. Los impuestos son la medida más efectiva y más costo-efectiva para reducir el consumo de tabaco, con efectos distributivos deseables. La política fiscal en México no se ha fortalecido en los últimos años y está rezagada frente a otros países de América Latina y el mundo”.

La sociedad civil organizada apoyará seguramente el avance en las políticas públicas para el control del tabaco que impulse el nuevo gobierno federal pues conoce de los estragos que causa el tabaco a la salud de las personas y el daño económico tremendo que produce. El millón 300 mil usuarios de tabaco en el mundo son un tremendo mercado que la industria no va a dejar y hará todo lo imposible por mellar las políticas de protección a las personas presionando o corrompiendo a funcionarios del nuevo gobierno, por lo cual las organizaciones deberemos fortalecer nuestra alianza con otros sectores en favor de la salud ante el humo y las emisiones de tabaco y nicotina, dijo Juan Núñez, coordinador de la Coalición México Salud-Hable.