La información comienza aquí

26 de junio de 2017

1. Análisis de resultados de elecciones 2017

-  Aunque el PRI ganó las gubernaturas del Estado de Mexico y Coahuila, se erosionó su hegemonía. En ambas entidades el margen entre el 1º y 2º lugar fue menor a tres por ciento. Hace seis años ganó por márgenes de 42 y 25 puntos, respectivamente.

-  En las elecciones de gobernador de los últimos tres años, el PRI ha perdidio cerca de tres millones de votos. Tan sólo este año, perdió 1.3 millones de votos respecto a 2011 (28 por ciento de la votación). Es el partido que más votos ha perdido a nivel estatal.

-  En contraste, Morena ha ganado 16.4 millones de votos entre 2015 y 2017, ha aumentado el porcentaje de la votación que obtiene (20% este año) y también el número de cargos que obtiene en relación al número de cargos en disputa (tasa de éxito). Se posiciona como la tercera fuerza política.

-  En Nayarit y Veracruz hubo una modificación significativa de la distribución del poder político. En el primer caso, además de perder la gubernatura, la población en el ámbito municipal gobernada por el PRI pasará del 55% al 17%.

-  En Veracruz los 10 municipios más poblados se repartieron entre la alianza PAN-PRD (cinco), Morena (cuatro) y un independiente ganó en San Andrés Tuxtla. El PRI perdió 45 de los 93 municipios que gobernaba.

-  Salvo por tres ayuntamientos ganados en Veracruz, las candidaturas independientes fueron irrelevantes.

-  Aunque la logística de la elección fue eficaz, se han degradado las condiciones de la competencia y puesto en entredicho la percepción de legitimidad de los resultados.

-  El costo presupuestario de las elecciones de este año fue de 4,029 millones de pesos. El costo por elector fue de 203 pesos y el costo por voto fue de 347 pesos en promedio.

 

 

2. Lo que vemos para 2018

-  Carrera de dos candidatos en la elección presidencial de 2018, uno de ellos AMLO.

-  Campañas infestadas de clientelismo electoral y gasto excesivo por encima de la ley.

-  Autoproclamaciones de victoria y posterior desacato de los resultados, tanto de candidatos a presidente como gobernador (ocho gubernaturas y jefatura de gobierno de la CDMX en juego)

-  Frustración ciudadana frente al sistema electoral y menos satisfacción con la democracia.

-  ¿Cisnes negros? Podría haber dos mutuamente excluyentes: a) contienda final entre PRI y alianza PAN-PRD; b) candidato independiente como finalista de la contienda por capturar voto anitisistema.

 

3. Recomendaciones para 2019

-  Hacer efectivo el voto obligatorio para disminuir la efectividad del clientelismo electoral.

-  Segunda vuelta electoral para estimular el voto sincero en la primera ronda y el voto reflexivo en la segunda.

-  Centralizar completamente el sistema electoral para asignar responsabilidades claras y disminuir el costo de organizar elecciones.

-  Replantear la fiscalización de las campañas, privilegiando mecanismos preventivos.

 

Consulte el estudio completo aquí: http://bit.ly/2sSHNZl